Autor : AbogadosYa Fecha : 2016-10-26 11:20:15

Hoy en día es muy común entre las personas arrendar apartamento o casa y para suavizar los gastos buscar compañeros de vivienda para subarrendar las habitaciones restantes, así como también arrendarlas directamente a otras personas cuando la vivienda es propia. Aun cuando suena una excelente idea en términos de economía, podría resultar una catástrofe pues normalmente no conocemos muy bien a ese ‘roomate’ que ingresa a convivir con nosotros.

 

¿QUÉ SUCEDE EN MUCHAS OCASIONES?

 

Por un lado, puede ser que tu nuevo compañero de vivienda cumpla con todas las reglas mínimas para cohabitar y convivir con él, ¡MARAVILLOSO!, ¿y si no?, la otra cara de la moneda es un poco incómoda pues esa persona podría hacer de tu vida una molestia, es ese el momento en el que te preguntas, ¿qué hacer?

En Colombia el subarriendo se define como la figura jurídica en la cual el arrendatario del inmueble sin haberse terminado el contrato previamente establecido con el arrendador, arrienda a otras personas el bien o parte de el. Muchos contratos de arrendamiento dejan especificadas en sus cláusulas la prohibición de subarriendo, así como en otros casos esta cláusula no existe y por tanto se entiende permitido el Subarriendo.

No es muy clara la ley cuando de este tema se trata, podría asumirse que, si es subarriendo, este se acabará con la finalización del contrato de arrendamiento que ha sido firmado por la persona que está subarrendando, pero si la convivencia se ha vuelto imposible sería ilógico seguir conviviendo con esa persona hasta que finalice el contrato principal, ¿y si el bien es propio?

Estos vacíos jurídicos se complementan normalmente con la costumbre, de manera que se recomienda darle un aviso por escrito 30 días antes a la persona con la que compartes vivienda para que sepa que se debe ir, ¡has que firme un recibido y consérvalo! y NO le recibas más dinero bajo ningún caso, así en caso de no querer irse, tienes prueba de haberle notificado con tiempo y estar a paz y salvo con él.

 

NUESTRA RECOMENDACIÓN:

 

Sin embargo, como recomendación es mejor que antes de ingresar a un nuevo compañero de vivienda, suscribas un contrato con él, bien sea de subarriendo o de arriendo de habitación en el que se incluyan cláusulas como derechos que tiene cada uno, causales de finalización del contrato, tiempo de notificación y demás temas que consideres importantes para evitarte inconvenientes futuros.

 

Por último y con el fin de ayudarte, ponemos a tu disposición un modelo de Contrato de Arriendo de Habitación para que lo uses y de esta manera evites futuros inconvenientes con esos compañeros de vivienda que no se  saben comportar.

Además si ya estás envuelto en una situación indeseable y necesitas ayuda de uno de nuestros abogados te invitamos a consultarnos gratis a través del botón que encontrarás a continuación y te recordamos que igualmente podrás consultar sobre cualquier otra situación jurídica que se te presente, en AbogadosYa tenemos los mejores abogados especialistas en las diferentes áreas del Derecho dispuestos a ayudarte.










podrás anular la suscripción cuando quieras